Los millennials revolucionan la forma de comprar y consumir comida

Los millennials están revolucionando el marketing, las ventas y la comunicación de las marcas, pero sobre todo están cambiando la forma de comprar y consumir comida. Los millennials consumen de forma diferente a como lo hacían sus padres y están consiguiendo, además, crear un cierto efecto arrastre y marcadas tendencias.

Un ejemplo de estos cambios fue la gran crisis a la que han tenido que enfrentarse las cadenas de comida rápida por la percepción de comida poco sana que esta generación comenzó a rechazar. Esto pone de manifiesto que uno de los sectores donde más están influenciando es en el de la alimentación

🍑 ¿Cómo compran y consumen comida los millennials? La compra diaria

Desde luego de forma diferente a como lo hacían sus padres y sus abuelos.

Están dejando de ir al supermercado y están abandonando ese hábito que se había popularizado en las últimas décadas de ir un día a realizar la compra de la semana. Ahora, cualquier día se puede hacer la compra, se realizan compras más pequeñas y están pidiendo más variedad de productos, que estos estén menos procesados, menos comerciales, no empaquetados, que se aumente la oferta local o que haya más disponibilidad de productos orgánicos.

En los supermercados ya se nota esa demanda y las tiendas se llenan de fruta de agricultura ecológica.

Por otro lado, hay una tendencia hacia la tienda pequeña y mediana y un abandono de la gran superficie o de la gran cadena. Son precisamente las primeras las que están consiguiendo capitalizar este cambio de tendencia en el consumo que las grandes compañías aún no han sabido comprender.


🍑 ¿Cómo compran y consumen comida los millennials? Comer fuera y "Comida para llevar"

Prefieren gastar menos dinero en el supermercado y dedicar más recursos económicos a comprar en la red, a comer fuera o a pedir comida a través de Internet. Como ya explicamos en este artículo, en EEUU, actualmente se gasta más dinero en comer fuera de casa que en comprar comida para cocinarla en el hogar.