¿Emprendedor? Sí, y con los pies en el suelo.

Más a menudo de lo que sería deseable se publican artículos en buenas publicaciones que hablan de lo maravilloso y rentable que es ser emprendedor y citan casos de éxito como uno que he podido leer hoy "asegura que él fue testigo del éxito de una joven que hacía la pedicura y la manicura a domicilio sólo con la ayuda de un teléfono y un ciclomotor con el que recorría la ciudad de Barcelona para ofrecer sus servicios. Gracias al boca a boca logró, en poco tiempo, ganar 6.000 euros al mes pintando uñas de casa en casa, que más tarde invirtió en un centro de belleza."

Francamente, no es necesario hacer demasiados números para llegar a la conclusión de que hay que pintar muchas uñas para ganar -no facturar- 6.000,00 € en un sólo mes.

Este tipo de comentarios crean la falsa imagen de que con un poquito de suerte y gracia nos podemos forrar en cuanto pongamos en marcha el negocio.

En PymeAssistant tenemos un servicio de asesoramiento a emprendedores y uno de las primeros mensajes que nos gusta transmitir es que el esfuerzo, la planificación y la formación son las mejores garantías de éxito.
Antes de iniciar un negocio hemos de elaborar un plan de empresa, saber a qué clientes nos vamos a dirigir, dónde vamos a encontrar proveedores interesantes, si necesitaremos financiación, qué canal de distribución elegiremos, elaborar nuestro pequeño plan de marketing, incluso nuestro estudio de mercado...
En internet, en la red de contactos, en ciertos servicios públicos de asesoramiento hay multitud de recursos, sólo es necesario dedicarle tiempo y pasión y no dejarse enredar en cuentos de prosperidades inmediatas y deslumbrantes.